HISTORIAS BÍBLICAS
Dios empieza las cosas

Todo lo bueno nos ha venido de Dios. El hizo el Sol para darnos Luz de día, y la Luna y las estrellas para darnos alguna luz de noche.
Y la Tierra para que vivamos en ella. Pero el Sol, la Luna, las estrellas y la Tierra no fueron lo primero que Dios hizo. A éstas no las podemos ver, tal como no vemos a Dios.
La Biblia llama ángeles a estas personas. Dios hizo a los ángeles para que vivieran con él en el cielo. El primer ángel que Dios hizo fue muy especial. Fue el primer hijo de Dios, y trabajó con su Padre. Ayudó a Dios a hacer todas las demás cosas. Le ayudó a hacer el Sol, la Lunas, las estrellas y también nuestra Tierra.
¿Cómo era la tierra entonces? Al principio nadie podía vivir en la tierra. Solo había un gran océano de agua que lo cubría todo. Pero Dios quería que en la Tierra viviera gente. Por eso empexó a prepararla para nosotros. ¿Qué hizo? Bueno, primero la Tierra necesitaba luz. Por eso Dios hizo que la Luz del Sol brillara sobre la Tierra. Hizo esto de modo que pudiera haber noche y día. Después hizo que la tierra subiera por encima del agua del océano. Primero no había nada sobre la Tierra. Se parecía a esta lamina que vez aquí. No había flores ni árboles ni animales. No había peces en los océanos. Dios tenía mucho trabajo que hacer para que los animales y la gente pudieran vivir una vida buena en la tierra.
Jeremías 10:12, Colosenses 1:15-17, Génesis 1:1-10
Un Lindo Jardín

¡Mira la Tierra! ¡Qué bello está todo! Mira la hierba y los árboles, las flores y todos los animales. ¿Ves donde están el elefante y los leones? ¿De dónde salió éste lindo Jardín? Bueno, vamos a ver como Dios preparó la Tierra para nosotros.
En primer lugar, Dios hizo hierba verde para cubrir la tierra. E hizo toda clase de plantitas y arbustos y árboles. Estas cosas que crecen hacen más bella la Tierra. Pero logran más. Muchas nos dan también alimentos sabrosos.
Dios después hizo los peces para que nadaran en el agua y los pájaros para volar en el cielo. Hizo perros y gatos y caballos, animales grandes y pequeños.
¿Hay animales cerca de tu casa? ¡Qué bueno fue Dios al hacerlo todo para nosotros!.
Al final, Dios hizo que una parte de la Tierra fuera muy especial. La llamó el Jardín de Edén. Era perfecto. Todo allí era lindo. Y Dios quería que toda la Tierra llegara a ser como este bello jardín que había hecho.
Pero mira la lámina otra vez. ¿Sábes lo que Dios vio que faltaba en este Jardín? Vamos a ver.
Génesis 1:11-25; 2:8, 9.
Empieza la Humanidad Las personas que vez son el Primer Hombre y la primera Mujer, ¿Quién los hizo? Dios. ¿Sabes el nombre de él? Es Jehová. Y al hombre y a la mujer se les llegó a llamar Adan y Eva Dios hizo a Adán así: tomo polvo del suelo y con él formó un cuerpo perfecto de hombre. Entonces sopló en la nariz del hombre y Adán empezó a vivir. Dios tenía un trabajo para Adán.
Le dijo que diera nombre a todas las diferentes clases de animales. Adán quizás estudio a los animales por mucho tiempo para dar el mejor nombre a todos. Mientras Adán hacía esto, empezó a ver una cosa. ¿Sábes lo que era quella cosa?.
Los Animales estaban en pares. Había elefantes y elefantas, y había leones y leonas. Pero Adán no tenía una compañera suya. Por eso Dios hizo que Adán se quedara bien dormido, y le sacó del lado un hueso de costilla. Usando esta costilla, Jehová hizo para Adán una mujer que llegó a ser su esposa.
¡Que contento estaba Adán ahora! ¡Y que feliz tiene que haberse sentido Eva por estar en tan lindo jardín para vivir! Ahora podían tener hijos y vivir juntos en felicidad.
Jehová quería que Adán y Eva vivieran para siempre. Quería que hicieran que toda la tierra fuera tan bonita como el jardín de Edén. ¡Cuanto se deben haber alegrado Adán y Eva al pensar en hacer esto! ¿Te hubiera gustado tener parte en hacer de la Tierra un bonito jardín? Vamos a ver por qué.
Salmo 83:18, Génesis 1:26-31; 2:7-25
Cómo perdieron su Hogar
Mira lo que está pasando. Se está echando a Adán y Eva del jardín de Edén. ¿Sábes por qué?.
Es por que hicieron algo muy malo. Y por eso Jehová los está castigando. ¿Sabes que hicieron Adán y Eva?
Hicieron algo que Dios les dijo que no lo hicieran. Dios les dijo que podían comer de los árboles del jardín. Pero de un árbol les dijo que no comieran; si comían morirían. Ese lo guardaba para sí. Y sabemos que es malo tomar lo que es de otro, ¿verdad? Entonces ¿que pasó?
Un día cuando Eva estaba sola en el Jardín, una culebra le habló.
¡Imagínate! Ella le dijo a Eva que comiera del fruto del árbol del cual Dios les dijo que no comieran. Bueno, cuando el Señor hizo las culebras no las hizo para que hablaran. Por eso, había otra persona que hacía hablar a la culebra. ¿Quién era?
No era Adán. Por eso tenía que ser una de las personas que el Señor había hecho mucho antes de hacer la Tierra. Esas personas eran ángeles, y no se les puede ver.
Este ángel se había hecho muy orgulloso. Empezó a pensar que debería ser gobernante como Dios y que se debría obedecer a él en vez de a Dios. El hizo que la culebra hablará. Éste ángel pudo engañar a Eva. Cuando le dijo que ella sería como Dios si comía del fruto, ella le creyó. Por eso comió, y Adán hizo igual. Adán y Eva desobedecieron a Dios, y por eso perdieron su lindo hogar en el Jardín.
Pero un día Dios va a hacer que toda la Tierra sea tan bonita como el jardín de Edén. Depués veremos como tú puedes participar en esto. Ahora veremos que le pasó a Adán y a Eva.

Génesis 2:16, 17; 3:1-13, 24; Revelación 12:9
Empieza una Vida Dura Fuera del jardín de Edén, Adán y Eva tuvieron muchos problemas. Tuvieron que trabajar duro para comer. En vez de árboles frutales lindos, vieron crecer muchas espinas y abrojos alrededor. Esto pasó cuando Adán y Eva desobedecieron a Dios y dejaron de ser sus amigos.
Pero peor aún fue que Adán y Eva empezaron a morir. Recuerda: Dios les dijo que morirían si comían de cierto árbol. Bueno, el mismo día en que comieron empezaron a morir. ¡Qué tontos fueron por no escuchar a Dios!
Todos los hijos de Adán y Eva nacieron después que Dios echó a sus padres del jardín de Edén. Esto quiere decir que los hijos también tendrían que envejercer y morir.
Si Adán y Eva hubieran obedecido a Dios, la vida hubiera sido feliz para ellos y sus hijos. Pudieran haber vivido para siempre en felicidad en la tierra. Nadie tendría que haber envejecido ni haber enfermado y muerto.
Dios quiere que la gente viva para siempre en felicidad, y promete que algún día será así. No solo será linda toda la Tierra, sino que toda la gente será saludable. Y todos serán buenos amigos unos de otros y de Dios.
Pero Eva ya no era amiga de Dios. Por eso no se le hacía fácil dar a luz a los hijos. Tenía dolores. Sí, en verdad el haber sido desobediente a Jehová le trajo muchísimo dolor, ¿no te parece?
Adán y Eva tuvieron muchos hijos e hijas. Cuando les nació su primer hijo, lo llamaron Caín. Al segundo hijo lo llamaron Abel. ¿Sábes lo que les pasó a éstos?
Salmo 83:18, Génesis 1:26-31; 2:7-25

Fundación María Auxiliadora, Centro de Educación en Valores para la Mujer. - RIF: J-40037794-3 Copyright 2012. Todos los derechos reservados
Miembros de Venezuela Sin Límites | Caracas, Venezuela
Teléfono: +582122622267 y +584165201989
Correo: contacto@geniodemujer.com